Paredes de ladrillos o pladur

Elegir entre muros de pladur o ladrillo

Si te acabas de embarcar en la construcción o reforma de una casa, es posible que te haya surgido esta duda. ¿Qué tipo de muros serán más resistentes? ¿Qué será más económico? ¿Qué material es más adecuado para realizar acabados en interiores?

En Novo Hogar, somos expertos en reformas integrales por lo que en este post te ofrecemos cuáles son las principales diferencias entre apostar por la clásica obra de ladrillo o por la de yeso laminado. Las dos elecciones son buenas pero gracias a nuestros criterios objetivos, te ayudamos a que elijas el método que más te convenga en estos momentos en función a tus necesidades. ¡Comenzamos!

elegir pladur o ladrillo

Ladrillo

Es el método de construcción conocido como tabiquería tradicional, “la de toda la vida”. Se trata de una pieza de arcilla cocida que suele tener una forma de prisma rectangular que se usa para la construcción de tabiques o pilares.

Ventajas:

  • Muy usado para las estructuras de casas.
  • Si vas a realizar una obra en una planta alta de algún edificio antiguo, quizás el ladrillo sea una buena opción porque transportar las láminas de pladur hasta ahí puede ser una tarea más que compleja. El reducido tamaño de los ladrillos permite realizar tantos viajes como sean necesarios.
  • El ladrillo es más resistente por lo que es muy adecuado si vas a colgar elementos pesados o si puede sufrir golpes.
  • Más barato.

Inconvenientes:

  • Más lenta la obra.
  • Generación de muchos escombros y gran dificultad a la hora de limpiar posteriormente.
  • Puede llegar a ser más cara la obra porque posteriormente hay que revestir las dos caras de la pared mediante yeso o mortero para poder aplicar pintura o colocar azulejos.

Pladur

Es el método de construcción conocido como tabiquería seca. Aunque se conoce por su marca comercial, “el pladur”, el nombre más apropiado para referirse a este material es el yeso laminado. Está compuesto por placas de yeso que están separadas por cartón o celulosa.

Ventajas:

  • Material ideal para acabados en interior.
  • Mayor rapidez a la hora de finalizar la obra.
  • Mayor versatilidad.
  • Variedad de placas y espesores para cada tipo de uso.
    • Placa rosa: resistencia al fuego.
    • Placa verde: resistencia a la humedad.
    • Placa con perforaciones: aislamiento acústico.
  • Si cuentas con espacio suficiente, el pladur es la opción más acertada porque ocupa una gran superficie por cada unidad.
  • Si colocas un aislante en medio del pladur (a base de mantas de lana mineral o poliestireno extruído) y una banda elástica en el suelo y otra en el techo conseguirás que el ruido no pase de un espacio a otro de tu hogar.
  • Una vez aplicado el pladur se consigue una superficie plana y lisa preparada para pintarse.

Inconvenientes:

  • Si tienes que colgar elementos de gran peso hay que reforzar esas zonas.
  • Normalmente el yeso laminado es más caro.
  • Aparente fragilidad

Como aporte final, te aconsejamos que para realizar cualquier tipo de obra, apuestes siempre por la ayuda de profesionales. Ellos saben cómo tratar correctamente los materiales y trabajarlos. No te arrepentirás de esta decisión porque contarás con todo tipo de garantías.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies